domingo, 1 de junio de 2008

LA VIDA DIARIA NOS ABSORBE

No sé si alguien seguirá echando un vistazo a este blog, entiendo que una vez en casa el interés de la aventura se ha extinguido. Pero reconozco que la culpa es toda nuestra por haber dejado de actualizar y contaros aunque sea como nos van las cosas ahora en casa.
La verdad es que la vida diaria nos absorbe y aunque acabamos de pasar una semana muy lluviosa y hemos podido salir poco de casa, sólo tenemos dos ratos al día para encender el ordenador, durante la siesta de Sergio, que nos coincide con la hora de nuestra comida, y la noche, en que como hoy estamos muy cansados y la verdad es que cuesta.
La adaptación de Sergio es buena, pero llamamos buena a que ya se porta tan mal como cualquier niño mimado y malcriado, entendemos que tantas cosas son nuevas y tanto hay que explorar, pero la realidad es que nos está echando un verdadero pulso de dominio en donde uno quiere hacer lo que le da la gana y otros tienen que enseñar y hacer respetar normas y poner límites.
Las primeras semanas eran agotadoras porque no le quitábamos la vista y la mano de encima, que no se caiga, que no se corte, que no se queme, que no se sienta solo, que tenga cariño, ...
Ahora ya estamos un poco más relajados, cuando se acerca las escaleras le avisamos, eso sí, con mucho aínco, de que se agarre y tenga cuidado, pero ya desde la distancia, nos arriesgamos a que se de algún coscorrón, pero si no va a ser muy fuerte le sirve de susto para aprender.
Es un poco significativo como nos reta a la hora de respetar algunas normas, aunque le estés diciendo por veinteaba vez que no toque algo, seguirá echándole la mano, eso sí, mirándote y riendo por lo bajini a ver si se lo vuelves a decir, y en cuanto te das media vuelta, ras, la mano ya en el enchufe, por fin a hecho lo que quería.
En el fondo estamos encantados, es muy cariñoso, y se ve como aprende cada día.
Cuando está con José lo único que hace es imitarle, copia y aprende enseguida los gestos de cualquiera, el problema es que José está en la edad de trepar y saltar y a Sergio hay que frenarle antes de se cuelgue de la barandilla para bajar por la parte de fuera como su hermano.
José se ha convertido en un cielo. Siempre ha sido bueno, con las cosas y problemas normales, pero con un carácter fuerte. Ahora es mucho más dulce y cariñoso, y más obediente, a su hermanito le quiere mucho y alucinamos como comprende y perdona sus agarradas e intentos de mordiscos cuando no le deja hacer algo o se encapricha. A veces le tenemos que pedir que le deje él también un poco en paz, le pide besos a todas horas, a veces quiere dormir con él en su cama y mientras duerme la siesta me pide si puede ir a despertarle.
Los trámites burocráticos están casi finalizados. Lo principal, es que ya figura en nuestro libro de familia.
Los trámites médicos también, quedan algunas citas de especialistas para estos próximos meses.
Lo peor es que mi baja maternal está agotándose parece que a velocidad supersónica y pronto tendré que entregar en la empresa el aviso de la fecha de reincorporación. Ese momento será muy conflictivo, en pleno verano, con José de vacaciones y Sergio sin plaza de guardería hasta Septiembre. No sé que haré con ellos, pero a mis padres cargarles con los dos me parece un abuso, y si tengo que pagar a alguien por todo el día no me compensa ir a trabajar.
Esta próxima semana celebraremos el cumpleaños de Sergio, le haremos una fiesta en cas como las que le hemos hecho a José, con muchos amiguitos con quién jugar y toda la gente que le quiere cantándole el cumpleaños felíz.
Espero no tardar mucho en volver a contaros cosas .
Saludos a todos

2 comentarios:

luci y alex dijo...

Hola chicos:
Para que no penseis que escribis solo para vosotros mismos, sabed que nosotros sí seguimos ahí, visitando vuestro blog cuando (como vosotros)tenemos tiempo y no nos puede el cansancio. La historia que contais me suena, me suena...¿dónde habré vivido yo eso...? Es que Misha hace las mismas judiadas a su hermano, los mismos pulsos a sus padres y Lois también está siempre encima de él: que si dame un besito, que si ven a ver dibujos, que si mira esto... Pero en lo de la obediencia no he notado yo ese cambio positivo, no... ¡_Qué lástima ...! Bueno esperaré, a lo mejor es cuestión de tiempo....
Bueno no me enrrollo más que ya toca ir a dormir. El sábado podremos hablar un poco más e intercambiar opiniones.
Un besazo.
Luci

Isabel Y Vita dijo...

Hola!! no ya ves que no estaís solos, nos gusta ver como se van adaptando los peques y ...claro que es muy difícil conectarse..mira las horas que son y yo aquí derrotadita, pero muy, muy contenta; madre mía, qué cambio de vida!!!!. Lo dicho, que nos encanta seguir teniendo noticias,nosotros también intentaremos actualizar el blog. Besos para los cuatro y feliz verano!!